MONTAJE_CIRCULAR-03-03.png

NO ESTAMOS SOLAS

TÍTULO

DIRECCIÓN & GUIÓN

DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA

GÉNERO

SINOPSIS

Esther comienza a sospechar que Andrés, el chico con el que está saliendo, ve a otras mujeres. Ella decide buscar pistas para descubrirlo y en el camino conoce mujeres que ella siente que tienen una conexión con él. En su búsqueda, Esther descubre que en realidad Andrés es un asesino de mujeres y que todas las mujeres que conoció fueron víctimas que regresaron de la muerte para ayudarla a salir con vida.

DURACIÓN

CASA DE CAMPO

La casa de campo representa todo un mundo interno. Este lugar simboliza un escape en un ámbito superficial, pero en el fondo, es todo lo contrario: un encierro. Un laberinto lleno de secretos que físicamente y psicológicamente contienen a nuestro personaje. Sus espacios amplios son una ilusión ante un lugar que no deja de oprimir. Una especie de pecera que va consumiendo a la protagonista entre más se acerca a sus esquinas. Estas fuerzas comienzan a violentar la integridad del personaje mientras más avanza la historia y se revelan las verdaderas intenciones del lugar.

BOSQUE

Mientras la casa se presenta en un principio como refugio, el bosque se presenta como peligro. Sin embargo, su misticidad poco a poco se traduce en respuestas fortuitas que llevan a la protagonista a despertar y desencadenar toda fuerza acumulada en ese espacio: lo que esconde el verde son puras revelaciones de otros momentos y otras vidas. Sus troncos y ramas desafían lo que en lo interno termina pareciendo mera contención y delimitación. El bosque es como los sueños: encriptaciones de lo que realmente queremos encontrar.  Este laberinto exterior, una vez que no se huye, pero se enfrenta, termina aclarando dudas, miedos e intuiciones ignoradas.

Los planos dentro de la casa de campo empiezan siendo abiertos. A medida que sofocan al personaje se van cerrando y así su nitidez. De esta forma, mostramos cómo el personaje va entrando en capas hacia su interior. Una verdad aterradora, pero necesaria para romper la ciclicidad en la que otras mujeres se han quedado atrapadas.

Los planos del exterior se mantienen en su mayoría abiertos llenos de naturaleza y verdes, solamente permanecen en planos medios cerrados (MCU) a medios (MS) cuando el miedo hacia lo desconocido carcome a la protagonista. De este modo, la profundidad de campo comienza siendo poco clara y se desenvuelve en inmensidad en cuanto más se abraza la verdad y se actúa ante ella.

La fuente de luz de la cabaña son sus ventanas. Es de esta manera donde los espacios amplios se reconocen. La luz además de ayudarnos a proyectar espacialidad, denota soledad y calma.  Sin embargo, a medida que el espacio comienza a cuestionar al personaje ––de una otra forma acechándola–– los claro-oscuros se tornan más evidentes y así aquellas presencias-ausencias que la persiguen. Por las noches, todo parece comprimirse y achicarse por luces tenues y delimitadas. En estos encuentros, la casa toma vida de manera más tajante. Conforme avanza la narrativa la energía que despierta durante el anochecer se comienza a fugar también durante el día.

INT. SÓTANO DE LA CABAÑA - NOCHE

El espacio que termina devorando al personaje es representado por un lugar oscuro, casi abandonado, con apenas un halo de luz. En este punto, los secretos que esconden el espacio y su dueño son revelados. La revelación se convierte en resistencia-resilencia para salir de un laberinto lleno de puertas desconocidas.

REVELACIÓN(ES)

La revelación interna y final de la protagonista se manifiesta a través de la disociación tanto física como metafórica. El personaje sale de sí para encontrar, re-encontrar y sanar. Su muerte no es ausencia, es presencia. Y a su vez, esta separación terrenal y espiritual simboliza todas aquellas voces escondidas ––entre cuartos, esquinas y tiempos–– que se han impregnado en ella. Es así como también su pasividad, se declara en actividad y voluntad. La doble exposición y motion blur  representa confusión, transformación y, a su vez, liberación.